Vietnam: ¿Cómo es vivir el día a día?

Hace unos años tuve la suerte de vivir en este maravilloso país durante 7 meses, concretamente en la ciudad de Ho Chi Minh. En cuanto me dijeron que me iría, no sabía absolutamente NADA de Vietnam ni cómo era vivir allí. ¿El agua es potable? (viviendo en Madrid, siempre pienso eso cuando voy de viaje), ¿Hay transporte público? ¿Qué se come? ¿La gente habla inglés? ¿Cuánto cuesta el alquiler? Por cómo soy, las preguntas que me surgían eran más que nada cuestiones prácticas, pero hubo gente que hasta me preguntó incluso si el suelo estaba asfaltado (spoiler: sí).

Así que por si tienes pensado mudarte, ir de vacaciones o, simplemente tienes dudas por cómo es el estilo de vida vietnamita, te cuento algunas cosas que deberías conocer, porque van a ser parte de tu día sí o sí. ¡Vamos al lío!

7:00 – Vístete que nos vamos

Para un vietnamita es muy fácil reconocer a un turista incluso de espaldas. ¿Cómo? Porque por norma general, a los vietnamitas no les gusta su color de piel bronceada (ya que tiene tonos amarillentos) por lo que incluso en verano, visten como cebollas: llevan chanclas con calcetines (los calcetines los venden con la forma de los dedos para poder poner chanclas, todo un avance en la industria de la moda), guantes hasta los codos, mascarilla y un delantal con el que las mujeres se cubren las piernas si llevan falda.

De todos modos, si tanta capa te da pereza, también puedes salir a la calle en pijama. A nadie le extrañará (eso sí, si estás yendo al trabajo, tampoco te pases).

8:00 – Coge la moto, empieza el rally

Cuando te desplaces por Vietnam, probablemente Google Maps te dirá que tardas unos 20 minutos o más en llegar a tu destino, pero si consideramos que se puede conducir por la acera, por calles en dirección contraria y si te saltas un semáforo, nadie se dará cuenta, puedes llegar en 3 minutos, lo cual es siempre una ventaja. 

En Vietnam (al menos hace unos años, creo que cada vez son más estrictos, así que no te columpies), cuando vas en una moto, automáticamente hagas lo que hagas es legal: hacer una rotonda por la izquierda, aparcar en cualquier lado, fumar o hablar por el teléfono mientras conduces, sentarte como una amazona para no arrugarte el vestido, parar en mitad de la carretera para mirar el GPS… Todo excepto ir sin casco si eres mayor de 5 años (y aún así, los cascos pueden ser de bici, estar rotos, tener agujeros para que saques por ellos tu coleta, etc.).

Oh, y no te preocupes si tienes un accidente. La mayoría de las motos son scooters que no pasan de los 40km/h e ir al taller es muy barato. Tienes retrovisores por 50 céntimos y tubos de escape por 7€ (obviamente, todo de segunda mano).

12:00 – ¡Ñam, hora de comer!

Depende del local, puedes comer por 0,50€. Eso sí, que no reconozcas nada de lo que hay en el plato también es posible. Por eso a Vientam no sólo hay que ir con la mentalidad abierta, sino también con el estómago. 

De hecho, para un extranjero es mucho más barato comer fuera que comprar en un mercado (donde te timarán por turista) o en el súper (donde todos los productos son exportados y carísimos). 

En los mercados, es importante que sepas que todo lo que compres está más que fresco, ya que los animales están vivos: los cangrejos tienen las pinzas atadas para no pellizcarte, las gallinas están dentro de jaulas de alambre, los peces en barreños con agua… un poco más y las zanahorias respiran también. Aunque creo que ese es el secreto de la cocina vietnamita.

En cuanto al supermercado, es tooodo lo contrario, y productos como el chocolate están bajo llave en cajas transparentes, igual que el vodka de 50€ en El Corte Inglés. Supongo que es cuestión de oferta y demanda.

13:00 – La siesta no es algo sólo español

Elijas lo que elijas para comer, siempre estará delicioso y te costará parar. Y como comer da hambre, estás de suerte, porque aquí no te convertirás en un puro vietnamita hasta que no consigas pasar la prueba de echarte una buena siesta tumbado sobre la moto. *Adjunto prueba gráfica*

siesta moto vietnamita como es vivir en vietnam

17:00 – Ir de compras en 2min

Esta es mi parte favorita y no por las compras en sí -que también- sino por cómo se organiza la ciudad para facilitar esta labor. Es muy curiosa la distribución de las tiendas en Saigón, ya que hay una calle para cada tipo de producto, donde todos los locales venden una única cosa. Está la calle de los talleres de motos, la calle de las peceras, la calle de las camisas blancas, la del césped artificial (sí, esto es muy real), etc. Una vez encuentres la calle en la que se vende lo que necesitas ¡te vas a volver loco hasta conseguir escoger!

21:00 – Party non-stop

Por último y lo más importante: ¡la fiesta! De esta hay 3 etapas que quiero mencionar: tu primer cumpleaños, la fiesta como adolescente y la fiesta de tu funeral.

Tradicionalmente, que un bebé cumpliera un año de vida era motivo de una gran celebración, pues era común y más probable que murieran antes. Por eso, cuando en Vietnam los bebés cumplen un año, se les organiza una fiesta con decenas de invitados y regalos al estilo de las quinceañeras mexicanas. (En serio, estas fiestas son una locura).

En cuanto a las fiestas en discotecas, lo normal es que vayas a locales abiertos a pie de calle o terrazas sobre algún edificio, donde se bebe mucha cerveza y se toman globos con gases de la risa. Personalmente, lo único que no disfruté fue ver que hay discotecas que sólo aceptan a blancos o tienen entradas separadas para blancos y vietnamitas, pero eso ya depende de cada local y zona del país.

Por último, si la fiesta al cumplir un año es enorme, no podéis imaginaros lo que se hace cuando hay un funeral. Estos se hacen en casa (con el muerto en una sala incluido), duran entre 2-3 días y todo ese tiempo hay comida, bebida y karaoke gratis para todos los que vayan. Excepto en la misa de rigor, hay un ambiente bastante festivo.

Como imaginarás, en un país tan grande y singular como este, el día a día es muy diferente y todavía hay muchas más cosas que te podría contar, pero mejor que las descubras por ti mismx ¿no? 

Una servidora se marcha, una pena, por que esto empezaba a ponerse divertido.

Deja una respuesta

Scroll hacia arriba