¿Es fácil el japonés? Descubre sus particularidades

particularidades del japones

Un idioma que hablan 130 millones de personas no debe ser tan complicado, ¿no? Pues, aunque el japonés sea la 10º lengua más hablada del mundo, tiene muchísimas particularidades que lo convierten en un idioma muy difícil de aprender. Aquí van algunas curiosidades.

El sistema de escritura

Lo primero es que tiene tres tipos de sistema de escritura. Cuanto más, mejor, ¿no?

  • Kanji: viene de los caracteres chinos y cada símbolo representa una idea; hay unos 2000. ¿Por qué de los chinos? Porque el japonés era una lengua oral y no fue hasta el siglo IV d.c que los monjes budistas chinos crearon una escritura. Dato curioso: el alfabeto vietnamita también fue creado por unos monjes, aunque en este caso eran portugueses, y por eso los vietnamitas tienen un alfabeto occidental.
  • Hiragana, trazos sencillos y redondos para palabras japonesas. De estos “sólo” hay 50 y se usan para palabras japonesas que no tienen kanji o explicar cómo es su pronunciación.
  • Katakana: trazos geométricos que se usan para palabras extranjeras. También hay 50, y es un alfabeto fonético más similar al nuestro.

Los japoneses tienen un sistema de sílabas, no de palabras y letras sueltas. Por eso, el nombre por ejemplo de Olga en japonés se pronunciaría como “oruga”, ya que la R es el sonido que tienen más parecido a la L. La única letra que se encuentra sola en japonés es la N.

Leer y escribir en japonés

Al escribir no hay espacios. Todos los caracteres van juntos, lo que hace que el ritmo de la oración dependa de las comas y los signos de puntuación. El verbo, por ejemplo, va al final.

Y hablando de verbos, no existe el verbo “ser” ni tampoco ningún tiempo verbal más que presente y pasado. 

Hay muchos kanjis parecidos. El del perro tiene una coma superior, si la quitas estás diciendo “lerdo”, y si la pones entre las líneas, “feo”.  De hecho, hay concursos nacionales de caligrafía, llamados shodō, donde lo más importante es respetar el orden de escritura: empiezas por las líneas de más arriba, luego las de más a la izquierda, las horizontales antes de las cruzadas, las inclinadas a la derecha antes que las inclinadas a la izquierda… Lo típico de los cuadernillos Rubio.

La ventaja es que puedes escribir tanto en vertical (empezando a escribir arriba a la derecha) u horizontal (arriba a la izquierda).

Hablar en japonés

No sé si te has fijado alguna vez viendo un manga en versión original, pero una de las particularidades en el japonés oral es el uso de onomatopeyas. Es muy, muy común.

Otra cosa que llama la atención es que tienen 5 vocales como nosotros, pero ¡las ordenan de otra forma! A,i, u, e, o. Toma ya. Eso sí, dependiendo de cómo combines los kanjis, se pronuncia de una manera u otra. ¡Viva los malentendidos!

Y el dato más curioso: es uno de los idiomas más rápidos del mundo: ¡8 sílabas por segundo! En fin, gana tanto al español como al francés y al italiano. Pero no todo lo que es oro brilla, porque también es el que da menos información por segundo. Vaya, vaya… Aún así, si te gustaría ser capaz de hablar en japonés, este curso gratuito te enseñará todos los básicos indispensables.

Contar en Japón no es nada sencillo

Y esta sí que se lleva la palma en cuanto a particularidades del japonés: aprender a contar.

Cuando contamos, en español decimos “hay 5 lápices”, pero en japonés sería “hablando de lápices 5 hay” y se usa para describir de qué hablas. En este caso, el contador/kanji que utilizan es para un objeto alargado, como un lápiz, pero hay contadores de todo tipo. 

Usan diferentes palabras para cosas pequeñas, animales pequeños/grandes, cosas redondas… El pescado, por ejemplo, se puede contar de manera diferente en función de si está en el mar, si está cortado en filetes, si es sushi, si está congelado, fresco… De hecho, hay libros de japonés que te enseñan única y exclusivamente a contar.

Después de leer tantos datos sobre un idioma que, probablemente, ahora te parece más confuso que antes, ¿por qué querríamos aprender japonés? Bueno, el manga sólo en EEUU factura en un año más de 300 millones de dólares. Además, es la tercera potencia mundial que más cine produce (después de Hollywood y Bollywood) y de las tres marcas más grandes de videojuegos son de allí (Nintendo, Sony y SEGA). Así que si eres una persona con muchos hobbies y que disfruta aprendiendo más sobre ellos, o simplemente quieres ganar dinero con alguna de esos dos sectores, ponte las pilas. Eso sí, entérate primero de cómo es la ley en Japón, no sea que te metas en problemas.

Deja una respuesta

Scroll hacia arriba