Siempre se han llevado bien Malta y la religión. De hecho, le dedicamos un artículo entero porque hay que destacar que es uno de los países europeos con mayor porcentaje de creyentes: casi un 99%.

Dentro de este porcentaje tan alto, la que se lleva el mayor número de oradores es la religión católica del cual un 97,27% del total de los ciudadanos malteses profesaba su creencia a esta religión. Además, también es muy interesante conocer que no es un dato que esté estancado o en decrecimiento como en otros países. El número de creyentes aumenta o se mantiene anualmente.

Pero, ¿por qué tiene tanta importancia la religión y cómo forma parte de sus vidas?

Un poco de contexto histórico y de localización

Cuenta la historia que en el año 60 después de Cristo, el apostol San Pablo viajaba a Italia para ser juzgado, pero por cosas de la naturaleza – quizá de Dios – su barco naufragó y tuvo que refugiarse en la isla de Malta. Si esto no es una señal del Altísimo que alguien me pellizque. Y no lo digo yo, sino las Escrituras que escribían: “A esta isla – dijo la voz – habéis de ser arrojados” en los Hechos de los Apóstoles». Que ya lo podríamos haber añadido a nuestra lista de citas sobre cultura y viajes.

La cuestión es que el bueno de San Pablo, sin mucho más que hacer, instauró esta religión poco a poco entre sus ciudadanos. Toda la embarcación llegó a una bahía con una arena preciosa y altos acantilados. No sé si tendría un nombre con más gancho antes, pero ya que «propuso» lo de la religión, le pusieron el nombre de «Bahía de San Pablo».

Hay que entender que Malta está separada algo más de 100km de la parte sur de Italia. Italia se considera uno de los países con más creyentes católicos del mundo, por no decir el que más. Situaron allí la Santa Sede y eso hace que la influencia del catolicismo haya sido enorme.

La vida religiosa de los malteses

Como decía antes, la religión tiene mucho peso en la vida de los malteses. Tanto es así, que actualmente tienen 365 iglesias y capillas en una isla de algo más de 300km2. Literalmente, estas 365 iglesias están construidas para poder ir a 1 cada día.

Una de las características importantes de la Iglesia maltesa es la aparición de comunidades o grupos, que destacan por su juventud, que se organizan en movimientos, tradicionales o carismáticos y que manifiestan con orgullo su sentido de pertenencia y su disposición a tomar su vida cristiana en serio. Es algo muy extendido y cuyo objetivo es el de trasmitir la palabra de Dios.

Como sucede en España, y teniendo en cuenta la tradición de ir los domingos a misa, este día solemos encontrar a poca gente por la calle y los comercios cerrados. Es, al final, una invitación a ir a orar en el fin de semana.

La semana grande es la Semana Santa

Durante esta semana, como es de esperar, las familias salen a la calle y celebran de forma muy tradicional esta festividad:


Como veis, los malteses comparten un sentimiento de espiritualidad muy grande y la profesan hacia Dios. ¿Creéis que hay reductos del Catolicismo en el mundo o que la sociedad continuará con su tendencia del ateísmo o agnosticismo? Cuéntamelo en los comentarios.

¡Nos vemos en otro artículo! Me despido con una última cosa y es que tengas la creencia que tengas o si eres ateo lo más importante es RESPETAR a la persona que tienes a la derecha y no pensar que está loco o loca. No hay nada más ignorante que imponer tu creencia a alguien.

Deja una respuesta