Egipto y la pérdida de producción de papiro

A ver, os comento, estoy escribiendo este artículo mientras escucho la banda sonora del Principe de Egipto. Si te quieres sentir como yo, aquí te la dejo para que entres en la atmósfera perfecto para leerlo.

Remontémonos 5.000 años atrás. Para poder escribir o dibujar se utilizaban grandes soportes de madera que para su utilización se necesitaba una gran elaboración y, por lo tanto, esto llevaba unos costes elevados asociados. El papiro más antiguo encontrado data del año 3035 A.C y lo encontraron en la tumba de un funcionario en Saqqara. ¿Queréis saber lo que ponía?

Pues nada… lo siento. Podía haber puesto una receta riquísima de cordero pero se encontraron el papiro vacío. El más antiguo escrito data de unos 500 años más tarde y contenía la contabilidad del Templo de El-Gebelein. Ahí es nada.

Cómo volvió el papiro a Egipto

El papiro fue perdiendo su valor con la llegada del papel. Volviendo al presente, bueno, unos 50 años atrás, aunque no existía internet -sí, te prometo que había vida antes de internet-, sí que existía el papel.

El papel (nunca mejor dicho) que tenía el papiro para con la escritura moderna era muy minoritario. Egipto lo mantenía como parte de su tradición pero la forma de mantenerlo es costosa y poco flexible. Digamos que no se puede meter un papiro en una impresora…

Por todo esto, el señor Anas Mostafa, se dio cuenta de que una de las tradiciones más importantes de todo Egipto se podía perder en cuestión de poco tiempo y decidió transmitir sus conocimientos sobre la escritura y la manufactura de papiro a su pueblo.

La historia la verdad es que es increíble. Nuestro buen amigo Anas entró en la Facultad de Artes del Cairo. En ella se empapó de todo lo relacionado con la manufactura de papiro en el Antiguo Egipto. Cuando hubo acabado sus estudios, regresó a su ciudad natal, El Qaramu, donde quiso ponerse manos a la obra y crear una fábrica de creación de papiros “a la vieja usanza”.

Después de algún tiempo, vio que era un éxito y empezó a enseñar a personas de su pueblo el oficio y así llegó a crear – y actualmente tiene- la planta de producción de papiros más grande de Egipto.

La producción de papiro en la actualidad

Junto con artistas locales, están intentando aprovechar el turismo que tiene Egipto para transmitir a los extranjeros otras formas de arte y ¡qué mejor sitio que Egipto para comprar unos papiros y sentirte egipcio de hace 5.000 años por un día!

Y es que revisando nuestras frases sobre y viajes, Umberto Eco decía: “Cada cultura absorbe elementos de las culturas cercanas y lejanas, pero luego se caracteriza por la forma en que incorpora esos elementos.”

La pandemia, como en muchos negocios que dependían del turismo, ha azotado fuerte esta forma de atraer a los turistas a las tradiciones más antiguas del país.

Puede que haya una solución para la producción de papiro

Anas no está solo porque tenemos en escena también a la soñadora Nagwa Bakr que ostenta el puesto de Ministra de Turismo y Antigüedades de Egipto.

Un día, Nagwa hizo un viaje de 4 días al pueblo de El Qaramu y vio la fabrica completa de papiros. Conocieron a más de 50 familias que en la actualidad trabajaban para la producción y quedaron embelesados por el proceso.

Como parte de su mandato y con la ayuda del Doctor Ahmed EllNamr actualmente han lanzado un proyecto que consiste en reunir toda la información posible sobre la antigua producción de papiro para que forme parte de la lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Si consiguen entrar en esa lista, podrían proteger esta tradición de más de 5.000 años que, con la llegada del papel y las nuevas tecnologías, ha quedado obsoleta.


Ojalá que lo consigan. Os animo a visitar este pueblo si vais a El Cairo un día y si os gusta este blog y la persona que está escribiendo esto, me vale con un souvenir de un mini-papiro.

¡Nos vemos en otra!

باى باى

Deja una respuesta

Scroll hacia arriba