10 curiosidades para ser muy mexicano

10 curiosidades para ser mexicano

Los mexicanos estamos hechos de maíz y de surrealismo puro. Ya decía Dalí que él nunca volvería a México porque no podía estar en un país más surrealista que sus pinturas. Y no es que México sea malo, nada de eso, pero los mexicanos a veces tenemos unas costumbres algo ‘’raras’’ para quienes vienen de fuera.

Así que, si viajas a México, lee estas 10 cosas para ser muy mexicano y adaptarte en seguida al país o, como diríamos nosotros, ‘’para que te adaptes en corto’’.

Dejar la puerta del bus abierta

Si piensas tomar el autobús en México o ‘’camión’’, en mexicano, mejor que te agarres bien donde puedas porque muchas veces las puertas de los autobuses no se cierran.

Así es, el conductor deja abierta la puerta trasera y la delantera ¿la razón? Desconocida. Diría que eso sucede porque algunas veces la gente sube por detrás cuando el camión va lleno, pero incluso aunque vaya vacío, no la cierran.

Esto podrás verlo mayormente en pueblos donde los recorridos no son tan largos o en la Ciudad de México, donde la gente no cabe y va colgada hasta de la puerta. 

Decir »mande» cuando les llama alguien mayor o desconocido

Cuando una persona mayor o desconocida les habla, siempre responden con un »mande» como señal de respeto, contestar con un »qué» suena grosero, así que si alguien te habla mejor que respondas con un »mande» como señal de cortesía.

(Ya verás que, cuando estés allí, el español es muy diferente entre México y España)

Desayunar fuerte

Si vas a desayunar con un mexicano mejor que prepares el estómago, porque estamos acostumbrados a desayunar como si fuera una comida a medio día. 

Para nosotros el desayuno es muy importante, empezamos el día temprano, mucha gente a las siete de la mañana ya está en la escuela o rumbo al trabajo, así que hay que darle poder a nuestra pancita para aguantar. 

Y es que aparte de tomarnos el cafecito con pan, solemos comer algo más contundente como unas enchiladas o algún taquito. 

Si vas a algún local de desayunos te pondrán de seguro café o té, jugo de naranja, un pan dulce y un plato fuerte. 

Cenar temprano y a dormir

Hablando de comida, nos pasamos directito a la cena. En México se cena temprano y te vas a dormir pronto. A las ocho o nueve de la noche ya puedes estar cenando y máximo a las once estar en la cama, porque al día siguiente toca madrugar. 

Hablar con diminutivos

Si quieres ser un auténtico mexicano, tienes que hablar con diminutivos. A nosotros nos gusta que nos hablen bonito y sonar amables, así que agregamos el sufijo ‘ito’ o ‘ita’ en muchas de nuestras frases, por ejemplo: “vete por la sombrita’’, “¿Quieres un taquito?”, “Qué muchachito tan lindo’’. 

Cuando una persona habla sin diminutivos suena rudo y que está enojado. Así que, para suavizar las cosas, ve ensayando tus diminutivos. 

Celebrar el maratón Guadalupe-Reyes

Del doce de diciembre al seis de enero los mexicanos no están. No existen. Empieza un maratón de fiesta donde se comienza por la celebración a la Virgen de Guadalupe el doce de diciembre y de ahí no para hasta la llegada de los Reyes Magos. 

La mayoría de instituciones públicas cierran sus oficinas y se paran todos los trámites del país. Así que no queda de otra que unirse a la fiesta. En estos días encontrarás peregrinaciones hacia iglesias y muchas ferias en los pueblos. 

Los invitados nunca van a un hotel 

¿Pagar un hotel cuando vienen invitados? Para nada, en México los invitados siempre se quedan en la casa sí o sí. No importa si no hay suficientes camas, los anfitriones duermen en el suelo y sus invitados pueden hacer uso de las camas. 

Y si ya no queda más suelo, no te preocupes, siempre tendrán algún familiar cerca que te deje dormir en su casa. No importa que no te conozca, tú eres casi ya de la familia.

Comer insectos 

10 curiosidades para ser muy mexicano

Ya sé que esto de comer insectos no es exclusivo de México, pero a muchos extranjeros les sigue sorprendiendo encontrar un puesto en la calle vendiendo saltamontes en bolsitas con chile y limón para ir comiendo como si fueran pipas. 

O los gusanos de maíz, que al pelar la mazorca se pueden asar con limón y sal y luego comerlos, pura proteína ¿no? Así que si visitas México, no puedes irte sin probar algún insecto para pasar la prueba. 

Ponerle limón a todo

10 curiosidades para ser muy mexicano

Muchos creen que en México no se puede comer sin chile, pero la verdad es que hay mucha comida sin picante y que tú puedes agregarlo después si es lo que quieres. Pero si hay algo que nos encanta a los mexicanos es el limón. Echamos limón hasta en la sopa. 

Cederle el paso al coche 

10 curiosidades para ser muy mexicano

Como lo lees, en México los peatones ceden el paso a los conductores. Si estás acostumbrado a ver un coche y que se frene: olvídalo, lo mejor es que dejes pasar al coche y después lo hagas tú. 

Y como en muchos lugares no hay cruces peatonales, tendrás que activar tu poder de supervivencia mexicano y cruzar corriendo con mucho cuidado. Al principio puede ser muy extraño, pero luego te acostumbras y ya te sale solo. 

Hasta aquí más sobre la cultura mexicana y de cómo ser un auténtico mexicano; hay que aclarar que México es muy grande y, por tanto, las costumbres no pueden ser las mismas, pero estas se las asegura 100% una mexicana que nació y creció ahí.

Logo Panapo

Sobre nosotros

Contacto

Movidas legales

Política de privacidad
Política de Cookies