Nuestra primera invitada en estos Saltos Culturales es Kelsey Baker, una californiana de 26 años nacida en Modesto (sí, en Estados Unidos existe un lugar llamado así) que lleva 3 años en España. Aunque estadounidense, se siente con alma latina y por ello decidió venirse. Así que la primera pregunta es obligada:

¿Qué hizo que te decidieras por España entre todos los países?

Básicamente, yo quería vivir fuera de Estados Unidos, en otro país, y también sabía que quería seguir mejorando mi español en un país que fuera nativo. España tiene un programa muy interesante de auxiliares de conversación para estudiantes que han terminado la carrera que hacía muy fácil que pudiera pasar una temporada allí. Además, quería explorar la rama de la educación y no necesitaba ninguna certificación para venirme, así que aquí estoy.

¿Cómo recuerdas el primer día que pisaste España?

No hice mucho porque llegué a mitad del día. Aterricé en Madrid y me quedé un par de días por allí. Eso sí, lo único que hice mi primera tarde en España fue ir al hotel y dormir. Estaba muy cansada de todo el viaje. Nos despertamos sobre las 22:00 con un hambre de locos, y aunque no conocíamos ningún sitio, terminamos comiendo una paella.

En mi primera cena en España (que no la última), lo que más me chocó fue que normalmente en Estados Unidos sale en la pantalla del datáfono «añade una propina» cuando vas a pagar, pero en España no. Así que cuando le preguntamos al camarero después de pagar (ya que no vimos el botón de añadir una propina) que cómo podíamos añadir la propina, él se enfadó y nos dijo que tendríamos que haberlo dicho antes de pagar. Esa noche no nos había dado tiempo a conseguir efectivo, así que no pudimos darle nada. ¡Menos mal que aquí no es obligatorio como en EEUU!

Y luego llegaste a Extremadura…

Sí, el primer día llegamos mi amiga y yo a un Airbnb y el host fue muy amable, nos llevó al supermercado para comprar comida para toda la semana. Lo que más me sorprendió fue que la gente no paraba de tocar la fruta y luego la dejaba. Hay guantes que la gente pone para ser utilizados y nadie lo usa. Pero bueno, no soléis comer la fruta con piel, así que no hay problema. Además, tengo la sensación de que los españoles van al supermercado todos los días. Parece una excursión.

Durante esa primera semana, recuerdo también que estábamos buscando piso y hablamos con una inmobiliaria para que nos enseñara algunos. La chica que nos atendió nos preguntó cuando queríamos visitarlos y nosotras le dijimos que entre las 2 y las 4 de la tarde. Para nosotras, era el horario en el que la gente trabajaba, pero parece ser que no tuvimos en cuenta la hora de la siesta donde todo cierra. Así que a esa hora no vimos mucho.

¿Cuál ha sido la tradición que más te ha gustado en España?

Me encantó la feria del queso de Trujillo. ¡El mejor día de mi vida! Cuando llegas pagas por una serie de tickets y puedes probar cientos de quesos diferentes. Era un paraíso. Encima lo acompañabas de vinos que estaban riquísimos. La mayoría eran productos locales, lo que los hacía más especiales y ricos. Otra de las cosas que adoro de los españoles es la tradición de ser invitado a comer en el campo. Creo que es de lo que más le he hablado a mis padres. Ir al campo de picnic a comer en medio de la naturaleza es genial.

¿Hay algo que todavía no entiendes de España y no eres capaz de superar?

Siempre me he sentido muy frustrada por la rigidez de los horarios en España. A las 14:00 tienes que comer y a las 21:00 tienes que cenar. Cuando intento quedar con los españoles, no se plantean quedar a comer antes de las 14:00 o salir a tomar algo a las 21:00, porque tienen que cenar primero. También en los propios restaurantes había momentos en los que no te servían ni siquiera un café. Si me apetecía tomar un café o algo para comer, tenía que esperarme al rango de horas que establecía «la cultura española». ¡Ah, y lo de las uvas en Año Nuevo! La primera vez que lo escuché pensé que era muy raro y que no tenía sentido.

Tendremos que hacérnoslo mirar… Ahora vienen 6 preguntas cortas de cosas que has sentido visitando España.

  1. Si tuvieras que definir la cultura española con una palabra sería… Tarde (de que todo pasa muy tarde)
  2. Un sabor que adores: Jamón Ibérico.
  3. Un olor que te haya envuelto: Pan recién hecho.
  4. Una imagen que no puedas olvidar: El tipo de calles, edificios y los castillos antiguos.
  5. Un sonido que te transporte: El sonido de la gente hablando muy alto en español en una plaza.
  6. Por último, algo que hayas tocado: La arena de una playa de Cadiz.

¿Quieres decir algo a los españoles que nos siguen?

Queridos españoles, aunque a veces ha sido frustrante el choque cultural y el no poder entenderos en todo, he disfrutado muchísimo mi experiencia en España y que me llevo cosas muy bonitas de este país. En particular, un novio español.

Deja una respuesta