10 expresiones con gentilicios que te harán reír

Expresiones con gentilicios

Hace poco descubrí las “expresiones idiomáticas”. Se refieren a todos aquellos refranes, dichos y expresiones que hacen alusión a algún país del mundo o su gentilicio. Y como me encanta saber datos curiosos (e inútiles) sobre el lenguaje (como puedes ver en este artículo sobre el español de España y de México), he indagado un poco sobre ellas.

Imagino que lo primero que se te viene a la cabeza son expresiones relacionadas con la comida (viajar y comer, ¡qué grandes placeres!), como café americano, tortilla francesa, ensaladilla rusa o arroz a la cubana, pero estas no son más que la punta del iceberg.

Te cuento el origen de las distintas expresiones con gentilicios -que probablemente ya hayas utilizado- para que puedas hacerte el culto en cualquier bar. ¡Ojo! No olvides que muchos de estos dichos no tienen traducción y que su origen es puramente local, así que no intentes decírselos a las personas aludidas.

Hacerse el sueco

O hacerse el loco. Cuando finges que no te estás enterando de algo porque no te interesa. Admítelo, la última vez que viajaste al extranjero e hiciste algo “alegal” seguro que fingiste no hablar el idioma del país “haciéndote el sueco”.

Una curiosidad sobre el origen de esta expresión: unos creen que proviene del gentilicio sueco, pero otros que viene del zapato zueco, un zapato hecho con una pieza de madera.

Despedirse a la francesa

Esta expresión no me sorprende, y es que con la mala opinión que todo el mundo tiene de los franceses, no podía ser menos. Quiere decir marcharse sin decir nada, sin despedirse, ni “adiós” ni “au revoir”. ¡Oh la la, qué mala educación!

¿O no? El motivo de despedirse sin decir adiós era porque, en el s.XVIII, hacerlo era una manera de decir que lo estaban pasando tan bien que tenían intención de regresar.

Lo mejor es que cuando la expresión adoptó esta connotación negativa, los franceses decidieron llamarlo “marcharse a la inglesa”, que es lo que se dice en la mayoría de los países.

Beso francés

Toma nota. Aunque parezca difícil de creer, los franceses también tienen expresiones que hablan bien de ellos, como el famoso “beso francés” (para ellos: beso con lengua). 

El origen está en EEUU, cuando los soldados que habían estado combatiendo en Europa en la I Guerra Mundial volvieron a casa presumiendo de los besos tan espectaculares que daban las mujeres francesas.

Un trabajo de chinos

¿Será porque culturalmente son perfeccionistas, tienen jornadas de más de 10h y culturalmente viven para trabajar? No lo sé, pero sí que es verdad que una vez dije en la universidad “por favor, esto es un trabajo de chinos” y un chino se giró para ofrecerme su ayuda. En fin, estos trabajos difíciles que necesitan de cuidado y mimo, a veces son una “tortura china”.

Como si me hablaras en chino

Pobres chinos, primero les torturan y luego no hay quien les entienda. Que si un trabajo me satura porque es de chinos, que si me saturas tú cuando hablas porque no te sigo…En fin, que para estar con esta actitud, no te vayas a China. O invéntatelo y di que sí, a ver si alguien se atreve a decirte que todo lo que dices son “cuentos chinos”.

Dato curioso: esta expresión tiene cientos de años, y se remonta a la época en la que se empezó a viajar a Oriente. La gente narraba historias sobre monstruos, sirenas y otros seres. Así, cuando una historia se iba de madre, la gente ya decía que empezaba el cuento chino (probablemente a Marco Polo ya se lo dijeron alguna vez).

Dato curioso nº2: en Alemania se dice “eso suena español” para cuando no entienden nada. ¿Cómo puede ser que a un alemán le parezca más complicado el español que su propio idioma o el chino?

Coger una (buena) turca

Lo sé, seguro que tú “no eres de ese tipo de personas”, pero te explico la expresión de todos modos, por si acaso. Es una expresión utilizada para cuando te emborrachas, vas pedo, cocido, piripi (como diría algún cuñado), ciego… En fin, que nos entendemos.

Nadie está de acuerdo con el origen de esta expresión (lo cual no me extraña, irían mamados), aunque aquí van mis teorías favoritas:

  1. Los turcos no pueden beber alcohol. Por eso, en esas ocasiones especiales que hacen una excepción, beben como si no hubiera un mañana.
  2. Entre los siglos XVI y XVII el imperio otomano era tal amenaza que cualquier cosa que hiciera estaba mal vista, como beber alcohol en exceso.

Ser un cabeza de turco

Si los chinos se llevan las cosas difíciles, los turcos todavía algo peor: las borracheras y cargar con las culpas ajenas, además de pagar por algo que no han hecho. A los pobres les dan por todos lados.

Es una de las expresiones con más años, y se remonta a cuando los cruzados cristianos capturaban al enemigo -en este caso, los turcos- y les cortaban la cabeza para exhibirla como trofeo. Era una forma de hacer pagar a una persona por los pecados de los demás. Y así se ha quedado.

Hacer el indio

Una de esas expresiones que las madres adoptan cuando cumples los 5 años y no desaparece de su vocabulario hasta que te marchas de casa.

¿No te pasa que cuando se habla de indios dudas de si se refiere a los de las Américas o la India? En este caso, se refiere a los de las Américas. Y aunque ahora significa hacer tonterías para hacer reír a alguien, a mediados del s.XVIII (¿soy yo o todo se remonta a ese siglo?) esa expresión significaba asumir una humillación sin rechistar por parte de los criollos.

Ser una montaña rusa

El mayor descubrimiento del día: las montañas rusas tienen su origen en este país. ¿Cómo? ¿Por qué? Los rusos construían toboganes en la nieve en el siglo XVIII para pasar el rato entretenidos y entrar en calor.

Esta mezcla de sensaciones que te provocan las atracciones de ahora me río, ahora me meo del miedo, ahora estoy eufórico… Es lo que ha dado lugar a esta expresión.

Hacer una chilena

Mira que yo no sé mucho de fútbol, pero creía que los mejores equipos estaban en Argentina, España… Y aún así, Chile se lleva la mejor parte y se gana una expresión que provoca la envidia de las demás: golpear el balón de fútbol dando un giro invertido en el aire. Eso que los mortales no sabemos ni hacer en la piscina, pero por lo visto hay jugadores de fútbol que hasta consiguen marca goles con ese movimiento. Increíble…

Una españolada

Y como no, no podía despedirme sin un 10+1 local: una españolada, que se usa despectivamente para hablar de las películas españolas (malas) donde se abusan de los tópicos. Así que a partir de ahora, podemos encontrarnos cuatro categorías: Hollywood, Bollywood, cine independiente y las españoladas. ¡Olé!

Si te has quedado con ganas de más o buscas expresiones más locales, en este artículo de Traveler puedes ver un mapa de los refranes de lugares de España. ¿Aún no sabes a dónde vas cuando estás en Babia?

Una servidora se marcha, una pena, por que esto empezaba a ponerse divertido.

Deja una respuesta

Scroll hacia arriba